Eslovenia. El primer país europeo en superar al coronavirus.

Eslovenia es el primer país europeo en oficialmente superar al covid-19. Es especialmente notorio por no solo estar al lado de Italia, sino al lado de Venetto, uno de los lugares más impactados del país más afectado por el virus.

Y es que en un principio, Eslovenia tuvo una pésima reacción a la pandemia, haciendo a todos creer que iba a seguir el curso de Italia y España.

En medio de la crisis, hubo un cambio de gobierno; lo que daría a pensar que crearía más caos. Pero en realidad era una oportunidad para un punto de inflexión en las políticas, y rechazar muchas de las ideas iniciales de cómo combatir al virus que al final mostraron ser ineficaces.

Eslovenia no impuso cuarentena, ni menos toque de queda. No hubo necesidad de sacar los militares a la calle. Parte de eso, evidentemente, depende de la cultura; que la gente no haga estupideces, y que la oposición se haya cuadrado con el gobierno para dar soluciones (no hubieron casos, por ejemplo, de Senadores de oposición haciendo caso omiso a las recomendaciones de Salud como el caso del senador socialista de nuestra región).

Pero como Eslovenia primero hiso las cosas mal, y después bien; es un caso interesante para revisar algunas de las medidas tomadas y sus resultados. Por ejemplo, dio mucho más resultado enfatizar higiene sobre prohibir salir. En un principio, se ponía énfasis en quedarse en casa, pero siguieron aumentando los casos. Después hubo suficiente producción de material de higiene, y se enfatizó salir con cuidado. Incluso se llegó a incentivar salir a lugares con sol, parques y actividades que permitían mantenerse alejados.

Aislar a los vulnerables fue otra medida; al principio los casos abundaron en hogares de ancianos y entre la tercera edad. El gobierno cerró acceso a centros de ancianos, e implementó albergues para personas vulnerables que no podían auto aislarse. También implementó sistemas para cuidado de niños, para quienes seguían trabajando.

Reabrir negocios: se elaboró un plan de higiene para las empresas, en especial las fábricas a mediados de marzo. Así muchos cerraron por dos semanas como máximo para implementar las medidas, y volvieron a producir rápidamente sin generar contagios. De hecho, las regiones industriales y agrarias fueron las que tenían menos casos, porque es más fácil limitar contagio en una fábrica que dentro de un barrio donde la gente sale al negocio de esquina o conversa con el vecino sin usar mascarilla.

Evidentemente hay muchas diferencias entre Chile y Eslovenia, pero no está demás ver qué hizo un país para tener éxito (y superar su propio fracaso) en enfrentar a la pandemia.

Daniel Grady
Fundación Ciudadano Austral