Foto: Robinson Cárdenas. RBB.

Sentados frente al mar

“No fue el resultado esperado” según el creador de la escultura. Un monumento cuestionado por los ciudadanos debido a la carencia valórica y la pobreza estética en el alcance histórico o de sentido para nuestra capital regional.

Es una realidad que la obra concita la atención de turistas debido a su popularización por la fealdad. Esperamos que la Ilustre Municipalidad de Puerto Montt tome las acciones que sean necesarias para su remoción de la costanera e incentivar fondos privados para edificar una escultura de un gladiador de la Libertad y mensajero de la vida como San Juan Pablo II, quien pisó las tierras de nuestra región un 04 de abril de 1987, cimentando el camino hacia un Chile en paz y reconciliación.

Andrés Barrientos Cárdenas
Director Ejecutivo
Fundación Ciudadano Austral