Ciudadano Austral se une a coalición internacional por la solidaridad y libertad de Hong Kong

Fundación Ciudadano Austral, think tank que promueve los principios y valores de la sociedad libre en el sur de Chile, con acción en la macro zona austral de Chile, se unió hoy a una coalición internacional de 46 centros de estudios que promueven la libertad, provenientes de más de 27 países del mundo, para pedir solidaridad internacional con el pueblo de Hong Kong contra la intromisión del gobierno del Partido Comunista Chino (PCCh) que está suprimiendo las libertades y autonomía, y contra la policía de la Región Administrativa Especial (RAE) de Hong Kong pro PCCh que ha violado reiteradamente los derechos humanos de los manifestantes.

Los eventos en Hong Kong no solo amenazan las libertades de Hongkoneses, sino también los principios de la libertad, los derechos de propiedad privada, los mercados abiertos, la sociedad civil y la independencia judicial, de los cuales Hong Kong ha sido hasta ahora un bastión internacional, dijo Andrés Barrientos “Los factores anteriormente mencionados han sido esenciales tanto para la prosperidad del pueblo de Hong Kong –reflejado en el Índice de Libertad Económica Internacional- como para los intereses económicos de todos los pueblos y naciones libres que tratan con Hong Kong”.

Las acciones recientes del gobierno del PCCh con sede en Beijing ponen en riesgo estos principios y la forma de vida del pueblo de Hong Kong. El comunismo chino está decidido a erosionar todos los vestigios de la autonomía de la isla, forzándola a un sistema de gobierno y justicia con un desprecio por los derechos de propiedad privada que ha visto el robo generalizado de propiedad intelectual por parte de empresas e inversores extranjeros.

El Presidente del Tribunal Supremo de China continental también ha rechazado explícitamente las nociones de independencia judicial del sistema político, lo que sustenta gran parte de la seguridad comercial y legal detrás de los flujos de inversión extranjera hacia Hong Kong, como un “concepto occidental erróneo”.

Eventualmente podríamos ver a inversores y empresarios trabajando en Hong Kong encarcelados por expresar opiniones que son críticas para el gobierno del PCCh, como ya es el caso en toda China continental. Esto es especialmente preocupante dada la historia del gobierno del PCCh de torturar y matar a disidentes, cosechar órganos de prisioneros, arrojar a minorías étnicas a campos de concentración, coludir con pandillas criminales y otros casos de abuso de los derechos humanos. Más de $ 104 mil millones de dólares en inversión extranjera fluyeron a Hong Kong solo en 2017, y billones de dólares en proyectos y negocios continúan bajo la amenaza de invasión del PCCh a pesar de la ardiente oposición del pueblo de Hong Kong. Estos eventos nos impactan a todos.

Lo que está sucediendo en Hong Kong podría ser solo el comienzo a menos que la comunidad internacional se oponga firmemente a estas acciones ahora. Que el gobierno de la RAE de Hong Kong ya ha dado algunos pasos hacia atrás al retirar el proyecto de ley de extradición que habría negado a las personas de Hong Kong el acceso básico a un sistema de justicia independiente, y ha acordado llevar a cabo una investigación sobre el abuso de los derechos humanos por parte de la policía de la RAE, muestra que La presión internacional puede ser efectiva. Sin embargo, estos pasos temporales no señalan el fin de los planes del PCCh para afirmar el control sobre Hong Kong.

Barrientos señala finaliza “desde Ciudadano Austral nos enorgullece ser la primera organización chilena en unirse a esta coalición de centros de estudios internacional en favor de la libertad y la democracia de todo el mundo para apoyar la lucha del pueblo de Hong Kong contra el autoritarismo y apoyar sus deseos de mantener la autonomía garantizada en virtud del acuerdo internacional de 1997 que cedió Hong Kong a China continental bajo la política de “un país, dos sistemas”.

El texto de la carta firmada -en inglés- se puede encontrar a continuación.